Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.
Directorio
0 de 9
Afiliados Elite
0 de 33

Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Ir abajo

Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Administrador el Miér Jul 24, 2013 11:28 pm

TEMPORADA 1: "LA GUERRA APENAS COMIENZA"
ROL ◆ OFICIAL


NARRATIVA MASTER:

20 de Septiembre, 4:00 am, Muelle cercano a Yknáserüm.

Había pasado mucho tiempo en paz, desde que la última guerra entre Neovittas y Humanos, aquel enfrentamiento tan colosal que provocó el nacimiento de una raza más y la llegada de otra que planea apoderarse de un mundo que de por sí, ya estaba devastado. La ligera armonía que hubo en los últimos años, solo aumento la paranoia de aquellos que esperaban el día donde el exterminio definitivo se desatará, pasando noches en donde su mente dormía con un solo pensamiento “¿será mañana el día en que moriré?”.

La sola idea de pensar en ello, provocaba terror, aquellos que no estaban preparados para ese día, vivían esperando un milagro, y otros pocos, solo esperaban el final de todo, aún si la muerte es lo que les espera a la vuelta de la esquina.
La tecnología, por muy avanzada que era, estaba prohibida a los civiles, sirviéndose de simples radios para comunicarse con el ejército, y de ello se ocupada un humano, de apariencia noble y cuerpo envejecido, mientras vigilaba un pequeño muelle, cerca del inmenso mar que dividía Yknáserüm con otro continente, parecía ser una noche más en su vida, tranquila, sin ningún conflicto que alarmarse, hasta que un escalofriante sonido, detrás de aquella radio, consternó totalmente su tranquilidad.

Aquellos desconcertantes ruidos, entre la estática y lo que se podía percibir como una voz humana, eran un tanto perturbador para aquel vigilante anciano que se encontraba cerca de la nada y totalmente solo.

- ¿Si? ¿Quién eres? ¿Qué deseas? –

Las preguntas no se hicieron esperar, aquel abrumado y consternado anciano, trataba de entender la situación, trataba de hacer algo por aquella persona que aclamaba su ayuda detrás de esa vieja y desgastada radio, de la cual apenas podía escucharse unas palabras. Sus manos temblaban y el sudor en su frente eran signos de su alteración por no saber manejar la situación, sin embargo, trataba de comunicarse con aquella persona que le estaba llamando.

Tanto era su empeño por lograr la comunicación con aquella persona, que no notó que a sus espaldas, una siniestra figura, cubierto por el velo de la noche y las sombras de aquellas tenues luces que apenas alumbraban ese viejo muelle, le miraba fijamente, como si esperará el momento oportuno para atacar. Por su silueta humanoide, era difícil notar de que o quien se trataba, solo estaba ahí, mirando a aquel anciano con su mente ocupada en otra cosa.

Los minutos se hicieron totalmente largos y tensos, aquel anciano estaba a punto de salir del muelle y pedir auxilio, no sin antes, apretar un botón rojo, que grabaría todo lo que aquella persona estaba diciendo, mientras el no pudiera estar presente. Rápidamente tomó una linterna que tenía al lado de él y se dispone a salir, pero al enfocar la luz hacia la puerta abierta que conectaba con la salida del muelle, logra revelar, no solo a la siniestra figura, si no su rostro, que conmociono totalmente a aquel pobre anciano, el cual aterrorizado, pretendía grita, pero la voz no salía de sus labios. Un último chillido desgarrador se escucha entre la soledad de la noche y los gritos desgarradores de aquel anciano humano, que moría ante los incesantes ataques de esa perturbadora criatura que no se distinguía entre la oscuridad del recinto. Una vida se perdió aquella noche, una muy desafortunada vida, la vida de un anciano pescador, que tuvo la mala suerte de ocupar un puesto, que esa noche no le pertenecía.

Radio: (estática)… Muerte… (Estática)…. Alienígena…. (Estática)…. Ayuda…. (Estática prolongada)… - Grabación finalizada –

21 de Septiembre, 15:45 pm, en el mismo Muelle

Una hora después de ese terrible acontecimiento, el verdadero vigila de ese muelle, encuentra el mutilado cuerpo de aquel inocente civil y la grabación realizada en la radio. Totalmente perturbado, reporta este hecho a las autoridades, de las cuales tardaron medio día en localizar el origen de aquella transmisión, mientras que la autopsia de aquel anciano, lograron determinar que su mutilación fue causada por fuerza bruta y no por uso de utensilios o elementos que ayudaran a desgarrar los miembros de aquel que una vez fue un humano, los cortes eran totalmente desproporcionados y las huellas dactilares eran imprecisas, no parecían ser humanas.

Muchos se preguntaron quien sería capaz de matar a alguien con tanta brutalidad y fuerza, y sin respuestas claras, sin encontrar si quiera una pista de quien podría ser el culpable de aquel temible asesinato.

Justo al día siguiente, a las 15:45 pm, las autoridades se encontraban explorando las coordenadas de aquella grabación, encontrando que el lugar donde se produjo aquella grabación, no se encontraba muy lejos de aquel muelle donde ocurrió el asesinato, justamente en una isla inexplorada llamada “La isla muerte”, justó en una embarcación destruida de forma misteriosa, llama “Nautilus”.



NATHANIEL POV

Una pacífica noche en un mundo podrido por la guerra y el miedo, nada que sucediese esta noche me podía sorprender, ni un ataque ni el inicio de una nueva guerra, dos días han pasado y no hemos encontrado aún noticias de la embarcación que desapareció misteriosamente, algunos oficiales afirmaban que se trataba de un error en las redes de comunicación, otros afirman que algún accidente los hundió en el mar, otros más narran acerca de la ira de Poseidón, pero yo sabía perfectamente cuál era la causa de su desaparición, no podía ser otra cosa más que esos seres, esos animales que agobian a la humanidad y la destruyen cual acido, los virus.

Recibí un informe que mostraba la última ubicación del Nautilus antes de desaparecer, con mis hombres nos dirigimos a las coordenadas mostradas en el informe con la esperanza de encontrar alguna pista, cuando uno de mis soldados alarmado me rogo que no nos acercáramos a ese lugar, el afirmaba que era un lugar maldito, que los nativos de la zona lo llamaban -la isla de la muerte-

Al ver el pánico en mi subordinado comprendí que sería una situación bastante traumática para él y también para algunos de mis soldados puesto que muchos de ellos provenían de estos mares, por lo que decidí desembarcar en los muelles de Yknáserüm a unos kilómetros de distancia de nuestro destino, ordene a mis tropas que desembarcaran aquellos que no tuvieran el valor de ir a la isla, pero que en compensación reclutaran a gente que tenga el coraje de embarcarse a ella, varios soldados tomaron sus pertenencias y dejaron la nave sin siquiera pensar en su posición como soldados de la armada de los humanos, solo un pequeño número de tripulantes permanecieron en la nave, los suficientes para navegar el apocalipsis, pero no los suficientes para entrar en combate armado en contra de lo que se nos avecinaba, ordene a uno de mis oficiales que llamara a las autoridades para que me entregaran toda la información disponible, según los informes que recibí, un anciano pescador escucho las últimas palabras del Nautilus, e informo a las autoridades, que no pudieron hacer nada por la situación que se presentó, en especial por qué las coordenadas de la transmisión estaban en esa isla maldita.

Un soldado que había desembarcado en los muelles regreso presuroso ante mí trayendo en mano la caja negra del Nautilus, según explica un pescador nativo la encontró enredada en su red de pesca, y que por su peso casi vuelca la valsa en la que se encontraba, y se la vendió a mi cadete a un costo muy bajo, sin perder un segundo conecte la maquina al computador central del apocalipsis con la esperanza de encontrar algún dato que nos fuera de ayuda, pero no había ninguna señal de que pudiésemos encontrar algo útil, aunque la caja negra estaba muy dañada y era poco probable encontrar algo necesario en ella pero aunque fuera un poco de información sería útil para la misión que estaba a punto de ocurrir.

“Así que… Muerte, alienígenas, ayuda. Se ve que he encontrado a esos bastardos, les hare pagar, a cada uno de ellos, que sientan el odio, el miedo y la desesperación, es hora de ajustar cuentas animales… no, animales no, VIRUS!!!”



FAUSTO POV

Tiempo lejos de mi hogar, lejos de mis hijos, lejos de tu lado, tantos días han pasado y aún no he encontrado nuevas pistas de los virus, los días se convirtieron en semanas, las semanas en meses, si no descubro la verdad, el propósito de los virus, no poder vivir en paz, el conocer acerca de estas creaturas se ha vuelto una maldición, que me aqueja y me obliga a continuar, tras días de constante esfuerzo me han dejado pistas del paradero del líder virus, como mínimo ahora conozco el nombre del enemigo de la tierra, Sargas Arkab.

Seres temibles que asolan a la humanidad en sus días más obscuros, son la peor enfermedad que ha sufrido la humanidad, después de la idiotez de esta misma. Un día al amanecer escuche un ruido bastante fuerte y ensordecedor pero claramente familiar, eso no podía ser otra cosa que el apocalipsis, mi viejo amigo había llegado a las costas de Yknáserüm pero ¿que lo traía aquí? usualmente el solo se presenta al frente de la batalla y no se pone a hacer reconocimientos o cosas por el estilo, de hecho el solo mueve el apocalipsis cuando se avecina una gran batalla, tenía que averiguar que se traía entre manos este viejo loco, entre la multitud que se formó vi a varios cadetes descender del apocalipsis sin un rumbo fijo, me apresure a hablar con uno de ellos para poder comprender la situación, y fue ahí cuando entendí el plan de mi buen amigo Nathaniel, con una carcajada le di a entender al cadete que podía marcharse y fui en dirección al muelle cuando casualmente escuche a un viejo ebrio tartamudear acerca de un mensaje totalmente distorsionado, del que solo se entendían unas palabras, aunque estaba tan borracho que no se le podía entender bien que tanto tartamudeaba el anciano, retome curso hasta los muelles a unos viejos departamentos en donde me estaba hospedando, tome algunas cosas y las guarde en una mochila vieja y harapienta, cubrí mi rosto con un gran sombrero y me enliste para ser uno de los voluntarios que había mandado unirse a su nave el capitán Nathaniel, lo más seguro es que se sorprenda ese hombre loco al verme entrar campante a su barco.

Ya dentro del apocalipsis me dirigí a la cabina del  capitán para darle una sorpresa al general cuando escuche esa grabación, y a Nathaniel expresar su odio tras terminarla.

-Así que… Muerte, alienígenas, ayuda. Se ve que he encontrado a esos bastardos, les hare pagar, a cada uno de ellos, que sientan el odio, el miedo y la desesperación, es hora de ajustar cuentas animales… no, animales no, VIRUS!!!-

Gritaba Nathaniel con gran fuerza, comprendí rápidamente que esto era lo que él estaba buscando, y que esto sería más que un simple campaña militar, esto era una guerra.



MASTER: Antes que nada, quiero aclararles lo siguiente:

1.-  ESTO ES OPCIONAL. TODOS LOS ROLES QUE LLEVEN HASTA AHORA, TANTO QUEST COMO BATALLAS Y SOCIALES, DEJENLOS, YA QUE AL SER HISTORIAS FUERA DE TIEMPO, NO PERJUDICARÁ EL HECHO DE QUE LAS RETOMEN DESPUÉS DE ESTE ROL, AQUÍ SE REQUIERE DE MUCHO ENFOQUE. SE PIDE ESTO CON EL AFAN DE QUE ESOS ROLES NO OBSTRUYAN LA RAPIDEZ PARA CONTESTAR ESTE, SI TIENEN OTROS PENDIENTES Y DEBEN CONTESTAR, DENLE PRIORIDAD A ESTE, NO RETRASEN LA RESPUESTA POR QUE RETRASAN NO SOLO A USTEDES, SI NO A LOS DEMÁS Y A LA EVOLUCIÓN DEL FORO.

2.- CONFORME VAYAN POSTEANDO, TOMARÁN SUS LUGARES DENTRO DEL ROL, ES DECIR, SUS TURNOS, POR FAVOR, RESPETEN SUS TURNOS.

3.- PROCUREN COMPRAR SUS ITEMS Y PODERES ANTES DE ENTRAR AL ROL, PUES UNA VEZ DENTRO, YA NO PODRÁN REALIZAR NINGÚN CAMBIO EN SU INVENTARIO NI EN SUS HABILIDADES.

4.- SI SU BARRA DE VIDA LLEGA A CERO, RECUERDEN QUE EL PERSONAJE NO MUERE, SOLO SE DEBILITA, POR LO TANTO, NO PODRÁ CONTINUAR PELEANDO Y POR ENDE, NO PODRÁ CONTINUAR CON EL ROL.

5.- LA NARRATIVA QUE DEBEN TOMAR EN CUENTA, ES LA DEL MASTER, EL DE LOS CANNONES SON IMPORTANTES, PERO EL QUE MARCA EL PASO DE LA HISTORIA ES LA DEL MASTER.

6.- RECUERDEN QUE TODO LO QUE SE HACE AQUÍ ES IRREVERSIBLE, POR LO TANTO, SU HISTORIA DESARROLLADA AQUÍ FORMARÁ PARTE DE LA HISTORIA DEL FORO, ASÍ QUE CUIDEN SUS ACCIONES.

OBJETIVOS:

- Llegar a la isla muerte.

REQUERIMIENTOS:

- Post de más 15 lineas (media hoja de word).
- Respuesta que no tarden más de 2 días, en caso de presentar un retraso, avisar a la administración.
- La llegada puede ser totalmente libre, siempre y cuando sigan la narrativa del Master, pueden llegar de la manera que ustedes quieran, siguiendo a los Cannones o llegando por su propia cuenta, lo importante es no ignorar la narrativa del Master.

Template por Oyuki ♣ 2012

Administrador
Administrador
Administrador

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 24/04/2013

Ver perfil de usuario http://neo-worldrpg.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Ryu el Jue Jul 25, 2013 4:51 pm

*Pues parece que el camino te lo llevaras muy libre …no parece haber rastros concretos de ataques de virus recientemente , últimamente parecen que se mantienen al margen de los hechos, pero aun a si eso no los hace menos peligrosos se especula que quizás planean algo , las personas que buscan más a fondo han informado que lo más probable seguir siguiendo  a Fausto, quizás sirva de algo o más a un, sepa algo que nosotros ignoremos será mejor averiguarlo de manera pacífica y no armar un alboroto en el lugar…déjame ver …te diré el lugar, ve directo y se cuidadoso , parece que  algo interesante sucedió en ese lugar*

Entendido.

-Desde lo alto de una pequeña casa miraba de reojo el lugar , era un lugar muy concurrido y muy simple en apariencia algo común en estos lugares, el muelle de Yknáserüm, cerraba los ojos tranquilamente escuchando el viento pasar suavemente, debía esperar y debía ser paciente algo parecía llamar mi atención en este lugar algo más que los comerciantes que solo hablaban sobre sus ganancias actuales , era quizás algo más simple de lo que imaginaba , de un leve salto, descendía de la casa ralentizando la caída de manera discreta  con la misma casa hasta tocar el suelo, tranquilamente avanzaba por la multitud hacia el muelle-

*Si lo ves desde otro punto de vista a mi parecer  creo que no servirá de nada seguirle , sería mejor preguntarle jejejejejeje…oh bueno pero es más fácil torturar a la gente para que suelte la información pero creo que tendrás que omitir eso , sinceramente podría ser una persona importante para nosotros  ese sujeto puede sernos útil más adelante a sí que lo mejor será ver hacia donde se dirige, si su búsqueda nos lleva con algún virus peligroso o algún indicio de ellos  será mas que suficiente en lo demás mantente al margen , cortare comunicación para prevenir intervención , ten cuidado…y por el amor a dios¿ quieres cambiarte de Ropa? Ya te dije que llamas mucho la atención con ese  traje estup…*

-Mi mano derecha alcanzaba algo cerca de mi oído  , solo  caían trozos de algo que pudo estar ahí , ya estaba cerca del muelle  era momento de actuar…cerca de ahí muchas personas pasaban por ahí, parecía que venían de un mismo lugar  estos  eran tripulantes del barco muchos de ellos parecían llevar sus cosas del barco dando la idea de abandonar ese lugar , sus conversaciones parecían fáciles de escuchar y comprender  a pesar de lo poco que parecían saber era información muy pobre pero suficiente , me dirigí en dirección donde parecía encontrarse el barco, se notaba que solo buscaban personas para ocupar puestos, pero aun a si no parecía molestarme eso, con mirada firme subí al barco , ya en el pude ver a alguien familiar, apenas podía distinguir su rostro , pero eso era más que suficiente , Fausto estaba aquí , a si que era probable que este sería un lugar donde podría encontrar algo de información , caminaba hacia el mástil apoyándome en el, miraba  de reojo a las personas que subieran al barco esperando la hora de zarpar , a pesar  la llamativa apariencia no me molestaba en lo mas mínimo , solo me limitaba a esperar y no ser sorprendido por alguien más, me mantenía alerta ante cualquier posible sorpresa -


avatar
Ryu
Humano
Humano

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 03/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Desconocido el Mar Ago 06, 2013 2:18 pm

Ya Ya Coco Jambo Ya Ya Ye -chasqueaba los dedos mientras empezaba a cantar aquella canción, pero para mi "desgracia" ni siquiera la pude continuar pues casi me caia un jarron en la cabeza, apenas y le pude esquivar, bueno, realmente primero cayo al suelo y se hizo mil pedazos y luego como que hice que lo había esquivado, voltee arriba, maldiciendo a una señora para luego continuar mi camino- ... ¿Que hacía? -me sumergí pensando en que era lo que estaba haciendo y le di vueltas l asunto un rato hasta que por fin lo recordaba, e iba a retomar cuando unas interesantes palabras llegaban a mi oido "Isla Muerte" en ese momento me acerque a las 2 personas de donde había oido aquella palabra- Disculpen buenos ciudadanos, les he oído hablar de la isla de la muerte o algo así y estoy interesado en saber pues, de que se trata exactamente esto de...-en ese momento uno de los soldados me tomo por la camisa y me movio bruscamente contra la pared de una casa, azotandome contra la misma-

Soldado: Deja de joder bastardo, esa mierda no es una broma -alzo el puño amenazadoramente pero en ese momento le detuvo su compañero...ironicamente, nadie espero, que pese a todo, yo lo golpeara tambien con fuerza en la mandibula provocando que me soltara, en ese momento empece a escapar y aquel soldado furico fue tras de mi-

-La persecución termino cuando llegue en un callejon sin salida y ahi se encontraban ambos, el golpeado tanto el que no, uno estaba furico y el otro sin saber bien que hacer, pero pese a todo, yo mostraba una sonrisa muy amplia, como si deseara esto-

Esa tal isla debe ser muy curiosa, supongo que para hacer que alguien quede así de trastornado debe ser una isla muy interesante- la cara de rabia se notaba en aquel hombre, iba a hacerme papilla- Digo, los humanos son tan sencillos con sus sentimientos arremolinados los unos contra los otros, por mi parte creo que no creo que mi raza me lo permita -en ese momento note como tomo por el hombro a su compañero antes que diera un paso más, estaba atonito, parecía haber comprendido perfectamente lo que dije-

Soldado 2: Tenemos que avisarle de inmediato a nata...-en ese momento sintio como el calor aumentaba en el lugar- RAPIDO VAMONOS!

-La confusión de ambos fue un deleite, pues quedaron envueltos en llamas inmediatamente tras eso, mientras que acorte las distancias entre nosotros, para así tapar sus bocas y evitar sus desquiciantes gritos que pudiesen salir producto del miedo o el dolor, pues ahora eran consumidos por las llamas, no tardaron mucho en desaparecer sus cadaveres-

Así que solo debo saber quien esta más dispuesto a cooperar...-dije mientras me alejaba de aquella escena del crimen, mi busqueda me llevo a que realmente era un lugar bastante conocido, aunque mucho no sabían bien donde quedaba pero todos más o menos concordaban hacia un mismo punto, al final pise los muelles, la brisa marina me llegaba al rostro y fue entonces que vi un pequeño bote y sonreí- Ese -salte en el sin más y entonces inmediatamente el dueño, un hombre viejo empezo a preguntar que que hacia arriba del barco, que me bajara, que blah blah blah, entonces me acerque a él y lo baje de golpe al bote, moviendo por completo el mismo, el viejo estaba rabioso pero se calmo cuando vio las flamas en mis manos, el muelle mismo por suerte terminaba ocultandonos de cualquiera que no estuviera lo sufcientemente cerca para ver- Si no sabes donde queda la isla de la muerte, te vas a morir aqui y ahora, ¿entendido? Pero si sabes como ir, me llevaras, no tienes que quedarte en la isla, puedes regresarte, pero de que me llevaras me llevaras, ¿me oyes?- lo jale hacia mi con una sonrisa muy sadica en el rostro, mirando detenidamente el rostro del anciano, panico, si no me equivocaba, en ese momento lo solte y apague mi otra mano que se encontraba en llamas- bueno, a zarpar pues -me acomode sobre el bote acostado mientras el anciano encendía el bote y sin más el viaje empezo, parecía que si sabía lo que podía hacer, pues aun temblaba- Ya Ya Coco Jambo, Ya Ya Ye...
avatar
Desconocido
Virus
Virus

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 16/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Celesta Du Lioncourt el Miér Ago 07, 2013 9:47 am

*La mañana asolaba la gran ciudad de la metrópolis, varias personas continuaban con sus labores diarias, algunas otras desinteresadas, se mantenían en distante del mundo que los rodeaba y algunos otros estaban atentos a una noticia que resonaba por el audio algo distorsionado de la radio de los modestos locales de comida callejera, incluso las noticias estaban en las pantallas grandes del centro de la ciudad y en algunas casas, donde las gente veían y escuchaban con preocupación la tragedia sucedida a lo lejos de ahí, en el muelle cercano Yknáserüm. La joven cyborg, quien se mantenía sentada en un café cercano donde escuchaba la noticia y el murmullo de las personas al hablar del tema, tratando de especular ellos mismo lo que realmente debió suceder en aquel lugar.

 No pasaría mucho antes de que algunas miradas se posaran sobre la ella, con un intento de quizás debiera hacer algo al respecto, ya que las personas saben que los Cyborg están para defenderlos, aunque ellos ignoren que aunque hayamos sido creados para ese propósito principalmente, también tenemos conciencia propia la cual nos hace tomar decisiones propias.

Las intensas miradas de los presentes solo llevan a denotar la frialdad con la que la caracteriza, aunque aquella noticia alertaba sus sensores, había algo en aquel lugar que levanto su interés, en las imágenes había militares andando de un lugar a otro y de alguna extraña manera se les hacia muy familiar, era como si los recuerdos comenzaran a florecer en su interior.

Mientras la joven Cyborg permanecía distante ante la multitud, un extraño encapuchado paso a su lado dejando sobre la mesa frente a ella, un pequeño sobre blanco sellado con cera roja. La joven cyborg al darse cuenta de ello trato de retener al sujeto, pero este ya había desaparecido, el sello era inconfundible, el escudo de la familia Du Lioncourt el cual solo el doctor Fausto tiene acceso.

Sin mucho titubeos abrió el sobre leyendo su contenido, rápidamente se levanto sin presentar ninguna reacción, mas que el salir rápidamente del lugar incluso de la ciudad, el trozo de papel que tan solo era una pequeña tarjeta cayo al suelo teniendo escrito en ella…

Con Fecha: 10 de Septiembre



“Encuentrame en Yknáserüm”

… para la fecha en la que nos encontrábamos era muy extraño que con fecha tan atrás hubiera previsto esto, pero era típico del doctor Fausto, todo lo que hace siempre lo ha calculado muy bien, el incidente descrito en aquel lugar debía tener que ver con lo que tanto ah estado investigando.

Las fuertes y dinámicas piernas de la Cyborg no demoraron mucho para redirigir su camino asta donde pudiera embarcarse en vote asta la isla. Una vez en ella, ala hora a la que encalló, el atardecer comenzaba ah tornarse rojizo, los soldados tenían acaparado todo el lugar y a lo que parecía dispuestos ah comenzar su travesía, entre la mirada de algunos de los mismos solados en el are, la joven CYborg buscaba divisar a su mentor, al Doctor Fausto.

Algunos soldados se acercaron a ella y en tono marcial, le solicitaron que los acompañara, llevándola así a presentarse con el líder de la expedición, el general Nathaniel.*



“Soy Un Espíritu no lo Puedo Negar, Por Siempre Viviré Es Mi Realidad. Si Pudiera Cambiar, Nacer Una Vez Mas, Seria Humana y Contigo Estar.”
avatar
Celesta Du Lioncourt
Cyborg
Cyborg

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 27/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Wodan el Miér Ago 07, 2013 9:34 pm

-Ya había pasado un tiempo desde que tenía una motivación que me motivara  a luchar con un fin , sinceramente luchar es una molestia pero era importante hacerlo ahora tenía una razón para hacerlo , una razón para luchar contra un enemigo que no conocía y quizás algo de diversión ,caminaba por la ciudad a paso simple , a mi lado caminaba una chica un poco más baja que yo , de un color de cabello celeste muy llamativo y un traje algo extravagante y sosteniendo con su mano izquierda  una katana  de gran tamaño , aun a si caminaba con una amplia sonrisa y despreocupación en su caminar, no parecía impórtarle la atención que estaba provocando al caminar tan despreocupadamente y su rara apariencia-


Déjame entender esto…no te he visto en años, y ¿pretendes que no paso nada en esa maldita caja? Sinceramente…no se que pasa por tu cabeza…siempre has sido igual de rara…nos abandonaste a nuestra suerte con esos malditos...no sabes cuánto te extrañamos…

-Inclinaba un poco la cabeza en señal de depresión, parecía que los malos recuerdos nunca se irían y esta persona solo aumentaba la intensidad de estos recuerdos, pero esto no parecía importarle mucho a la chica que caminaba junto a mí, ella seguía caminando de manera casual y con una sonrisa en su rostro-


~¿Qué manera es esa de hablarle a tu superior? Crei  haberte educado para ser un caballero pero creo que me equivoque…snif snif…que vergüenza…jejeje solo bromeo!!! Sabes muy bien que no soy buena con las despedidas…pero aun a si , no me retracto de haberlo hecho no te hubieras forjado tal y como eres ahora ,a pesar de ser igual de predecible que siempre…enserio…aprende a esconderte mejor…aun te falta practica , si yo te encontré a si de fácil…en fin…quiero que me hagas un favor, quiero que vallas al muelle de Yknáserüm y que esperes el barco de un tal Nathaniel  o en su defecto sube a el de cualquier modo que encuentres y por el amor a dios no digas mi nombre…digamos, que es tu primera prueba para tus susodichas respuestas ~

Siempre te burlas de mi…vienes ahora tratando de justificarte! Definitivamente no has cambiado…

-Sentía como una fuerte furia en mi interior tanta que no parecía molestarme hacer alarde mis habilidades en público y desahogarme sin importar que…pero sería una pérdida total de energía a pesar de toda esa chica que caminaba despreocupada a mi lado quizás esperaba que hiciera algo para entender mas este raro y jodido mundo…al menos siempre era a si-

~Seré sincera , es un lugar peligroso…pero sabes nada bueno consigues si todo es fácil yo puedo decirlo en mis años de vida y más aun en mi caza interminable de virus…aun a si creo que sería bueno para ti pero...ya que tu, eres mi muy amado hijo mayor y como tal debes sobrepasar los obstáculos que se pongan frente…no retrocedas y sigue demostrándote cuanto puedes dar , tu sabrás cuando detenerte y a si entenderás todo de este mundo…pero por ahora inicia con esto jejejeje ya alcanzaras mas~

-Se detenía lentamente y me miraba extendiendo su brazo derecho  hasta alcanzar mi cabeza y acariciarla lentamente  aun con su sonrisa ,pero esta vez se podía transmitir una calidez en ella algo que se entendía con solo verla, giraba la cabeza a mi izquierda tratando de perder su rostro  mientras sentía como su mano abandonaba mi cabeza y donde ella se encontraba  ya no había nadie parecía como se se la hubiera tragado la tierra, miraba el cielo tratando de liberar mi conciencia que en ese momento se encontraba en un lio y suspiraba lentamente-


Yknáserüm ¿eh?

-Apretaba el paso rápidamente , no me tomo mucho llegar ya que preguntando la gente me termino guiando ahí, me sentía alegre en ese momento a si que no me importo mucho a quien preguntaba , y ya me sentía atrasado de alguna forma , aun a si llegar fue fácil…tras caminar un poco pude notar a mucha gente alborotada, todos parecían venir del barco que buscaba , sin tomar mucho en cuenta a las personas cerca del barco, subía rápidamente ignorándolas ,pero a estas tampoco les importo mucho que subiera , parecía como si no existiera subía de una fuerte salto hasta llegar a la proa mirando de directamente al muelle esperando que el barco zarpara


Rol off :El personaje secundario solo es relevante para mi, asi que no le tomen mucha importancia XDDDD
avatar
Wodan
Neovitta
Neovitta

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 05/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Genos XR-02 el Dom Ago 11, 2013 10:57 pm

Había pasado mucho tiempo desde que había sido reclutado a una misión tan peligrosa como la que estaba a punto de emprender en estos momentos, aquella misión que estaba a punto de darle un nuevo significado a su condición robótica.
Hacia solo un par de horas, había recibido a llamada del capitán Nathaniel para participar como parte de su ejército en una embarcación a la isla muerte, un lugar donde surgió un llamado de auxilio realmente extraño, donde solo tres palabras daban indicación de que se trataba de los virus.

Por suerte, no le costó mucho trabajo llegar a donde se le requería, pues la ubicación de aquel muelle no estaba tan lejano a donde el permanecía en un principio, muy cerca de Yknáserüm, donde se encontraba buscando a alguien en especial, llevaba demasiados días rondando ese inexplorado lugar, sin rastros de aquello a lo que tanto buscaba, estaba a punto de darse por vencido, cuando la llamada de Nathaniel le dio un motivo más para seguir ahí.

En el camino al muelle donde desembarcaría aquel ejercito de civiles que pretendían arriesgar su vida por el bienestar del mundo, se documentaba con los sucesos de aquella noche en la que se cometió un asesinato atroz, lo que lo llevo a pensar que posiblemente no se trataba de solo un Virus, pues con aquella fuerza con la que las extremidades de aquel inocente anciano fueron arrancadas, no pertenecía a tal raza, y la única que en su mente podría llegar a lograr tal cometido, era su misma raza, los Cyborg, pero, ¿Qué Cyborg podría volverse en contra de los humanos así como así?.

Sus pensamientos se volvieron un laberinto, que lo llevo sin una conclusión y aun más confuso de lo que estaba, sin duda había algo que los militares ignoraban completamente y Nathaniel debía saberlo, pero no le sorprendería que Fausto estuviera presente en esta misión y ya se hubiera dado cuenta de ello.

Sin embargo no pudo evitar pensar en la falta que hacía en estos momentos la prodigiosa mente de Janice, sin duda ella hubiera dado con el culpable en menos tiempo de lo que se han tomado los militares en reclutar civiles para explorar el llamado.

- Janice… ¿Dónde estarás? –

Se pregunto, recordando que en estos momentos vivía bajo el pseudónimo de Lilith Du Lioncourt, y que posiblemente ella no emprenda este viaje tan arriesgado, al menos no en su condición.

A pocos metros de llegar al muelle, una figura familiar se hace presente, aquella Cyborg de cabellos rubios que había llamado su atención cuando trato de proteger a Lilith, preguntándose si se trataba de una amiga o quizás una enemiga, sea cual sea, todos sus pensamientos se limitaron a seguir sus pasos sin dudarlo, olvidándose por completo de llegar a donde Nathaniel, quien pensaría que el destino lo llevaría de nuevo a encontrarla, por alguna razón, necesitaba saber quién era ella, así que sin más, entró al barco donde ella abordó, sin prestar atención en la ubicación en la que ahora se encontraba, hasta que la perdió de vista entre tanta gente y pudo lograr divisar a Nathaniel entre ellos.

Rápidamente se dirigió al militar y le saludo de forma cordial.

- Capitán, aquí me tiene listo para la misión, le agradezco su confianza –

Le dice sonriendo, mientras de vez en cuando miraba de reojo hacia los lados, tratando de ubicar a aquella Cyborg de cabellos rubios.


avatar
Genos XR-02
Cyborg
Cyborg

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 12/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Samael Du Lioncourt el Dom Ago 11, 2013 11:36 pm

“vacaciones, vacaciones, como si estuviera de humor para esto, si no fuera por que insisten en que las tome estaría en mi cómoda oficina y no aquí en este pequeño avión… ahhh, me da claustrofobia el estar aquí mucho tiempo”

Me decía a mí mismo mientras miraba a través de la ventana, hace un par de horas mi secretaria preocupada por mi salud y por los sucesos que pasaban, me forzó a tomar unas vacaciones argumentando que era para mi propio bien, tras media hora de discusión decidí aceptar la propuesta, lo único que no me agrado fue que tuviera que irme en el avión de mi padre, esta cosa siempre me daba una sensación de inmovilidad, y con el deseo de tocar tierra lo más pronto posible, lo único bueno de este avión es que tienen panecillos muy ricos, y varios chocolates, se ve que mi padre siempre mantuvo este lugar listo para Lilith y para mí, pero el olvido el hecho de que no me gustan mucho las alturas y tampoco los espacios cerrados, al ver mi impotencia al no poder hacer nada en esta situación me acomode y me dispuse a dormir un poco, aunque no fue mucho tiempo para que me viera en la incómoda situación de levantarme por las tontas normas de seguridad del avión, al ver el logo del cinturón y escuchar las noticias del piloto de nuestro aterrizaje me alegro un poco, pero me hiso preguntarme la razón de porque estábamos descendiendo si no habíamos llegado hasta nuestro destino, me levante y me dirigí hasta la cabina del capitán para confirmar la situación, según un reporte de una isla cercana nos informó que había riesgo de seguir adelante y se nos dio la orden de aterrizar en la isla, se me hizo sospechoso pero no me queje, yo solo esperaba llegar a tierra.

Al aterrizar prácticamente salí corriendo del avión, hasta llegar al aeropuerto, mire la poca gente del lugar y me aleje lo más rápido posible, estaba seguro que nada más pudiéramos despegar me obligarían a entrar nuevamente al avión y yo prefería pasar las vacaciones en ese lugar a tener que pasar otro minuto en esa tumba claustrofóbica, sin percatarme llegue hasta una playa, di un gran suspiro y continúe caminando hasta que llegue a un puerto, claro que el paisaje no fue lo primero que llamo mi atención, sino la gran nave anclada a poca distancia, la reconocí perfectamente, era el apocalipsis del tío Nathaniel, aunque me sorprendió el pensar que ese hombre terco moviera tal monstruosidad hasta una isla alejada de la mano de dios, lo más seguro es que planeaba algo o que algo grande estaba a punto de suceder, sabía que tenía que entrar ahí pero primero necesitaba averiguar que pasaba en este lugar, porque mi tío no mueve el apocalipsis a menos que algo realmente malo o algo realmente interesante, cuando de la nada un sujeto vestido de ninja callo de lo alto justo frente a mí, me sorprendió el verle pero di media vuelta y me aleje, no debía de acercarme a este individuo, se veía demasiado sospechoso y si permanecía cerca de él, posiblemente algo malo pasaría, seguí rondando el lugar, escuchando los rumores de un mensaje de radio, una muerte y el reclutamiento de los militares, cada vez se volvía más interesante.

Me acerque a un grupo de gente que estaba conmocionada, gritando acerca de un asesino y de un sujeto demente que cantaba coco jambo había sido el culpable, pude reconocer la presencia de ese fuego, esto tenía que ser obra de un virus, trate de seguir el rastro pero este se había esfumado ya hace un tiempo, lo único que pude hacer fue observar esta triste escena, me aleje de la multitud y me dirigí al barco mínimo tenía que informarle a mi tío lo que acababa de pasar, él tiene que saber que sucedió y que acción tomar, pero para mi sorpresa me encontré con ese ciborg que me reto a duelo hace ya un tiempo, el aun no me había visto por lo que simplemente me aleje, esperando que no tuviera rencores en mi contra después del duelo que tuvimos, me dirigí a la cabina del capitán donde se encontraba mi tío, para sorpresa mía ahí estaba mi padre, y no solo eso el cyborg de antes también estaba ahí, no podía acercarme por lo que simplemente me dirigí a la mesa de inscripciones a registrarme como cadete temporal, esperando el poder hablar con mi tío y con mi padre antes de que el barco zarpase.


avatar
Samael Du Lioncourt
Neovitta
Neovitta

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 06/05/2013
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Administrador el Sáb Ago 17, 2013 9:23 am

TEMPORADA 1: "LA GUERRA APENAS COMIENZA"
ROL ◆ OFICIAL


NARRATIVA DEL MASTER:

ISLA MUERTE, ORILLA NORTE DE LA ISLA – 21 DE SEPTIEMBRE – 18:00 HORAS – INTENSA LLUVIA, COMPLETAMENTE OSCURO.


La isla muerte, una isla inhóspita, completamente llena de criaturas peligrosas, con una planicie muy extensa en las orillas de la playa, y altiplanos extensos en medio de ellas. En las orillas de la playa se encontraba el barco Nautilus, atrapado entre afiladas rocas que sobresalían del bajo nivel del mar que se azotaba con la arena salada de la playa. El barco parecía intacto, pero a los pies de este, yacían los cuerpos inertes de los que embarcaron ese barco, unos mutilados e irreconocibles, otros, atravesados entre las rocas, parecían haber querido escapar, pero las rocas afiladas impidieron sus pasos y otros tantos, colgaban del borde del barco.

El mar estaba manchado de mucha sangre, sangre que provenía de aquellos que perecieron bajo las manos de uno o más seres sin ningún ápice de conocimiento respecto al dolor humano, seres totalmente desprovistos de un ente llamado alma, que provocara tales muertes atroces y llenas de barbarie.

En esa isla todo se oscurecía antes del anochecer, debido a la inmensa vegetación que conformaba el lugar, la altura de los arboles sumada al inmenso numero de estos, creaban una zona totalmente difícil de explorar y visualizar desde prudentes distancias, por lo que, para poder descubrir los misterios que rodeaban aquella isla, tendrían que aventurarse a entrar en ella, con el riesgo de encontrar más peligros de los ya previstos, y nunca más regresar a salvo de ellos y muy posiblemente, aquellos peligros que la misma isla ocultaba por su difícil campo de visión, podrían ser los motivos de aquella montaña de cadáveres que rodeaban al inerte barco Nautilus.

MUELLE CERCANO A YKNÁSERÜM [Nathaniel, Fausto, Ryu, Celesta, Wodan, Genos y Samael], 18:12 horas.

Diferentes personas de todo el mundo acudieron al llamado de dicha exploración, algunos venían completamente solos y otros más afortunados, en grupos, y al igual que la diversidad de razas y géneros, había diversidad de motivos por el cual decidieron arriesgar sus vidas en esta exploración, muchos de ellos solo iban por la curiosidad, otros tantos, iban con el fin de proporcionar ayuda, y otros muy pocos estaban por el mero placer de cumplir un objetivo personal, todos y cada uno de los presentes, estaban dispuestos a arriesgar sus vidas por descubrir lo que esta exploración los llevaría a encontrar, quizás algo más que solo el origen de un atroz asesinato.

Y aunque eran diferentes personas, relativamente eran pocas para llamarlo un ejército, podría calcularse a simple viste que solo se trataban de menos de 30 civiles presentes, excluyendo a los soldados presentes, pero quizás, eran más que suficientes para este viaje.

Ya habían pasado 2 horas desde que las personas comenzaron a llegar al muelle, los soldados estaban impacientes por comenzar la exploración, algunos solo sufrían de ansiedad, por el temor que sentían al verse en una misión tan peligrosa y ser un número tan pequeño como para llamarse ejército, sin embargo, nada era comparado con la impaciencia de querer terminar todo lo más pronto posible.

Un hombre, con apariencia joven y atractiva, cabello castaño y semicorto, se acercó a Nathaniel, quien estaba totalmente cruzado de brazos, mirando a los civiles reclutados tomar asiento en el pasillo del estribor, todos y cada uno de ellos en silencio. El joven llevaba una hoja con los registros de los civiles que habían entrado al barco, dicho documento fue entregado con cierto temor al Capitán Nathaniel, quien automáticamente dejo su posición para saludarle con la mano derecha sobre sus sienes, un típico saludo de la milicia, y sonreírle de la manera más amable posible, tomando la hoja después de brindarle dichos ademanes que le dieron confianza al tembloroso muchacho.



Nathaniel: - Muy bien Evans, ¿estos son todos los registrados? –

Habló con un tono calmado, dirigiéndose al joven, quien asintió en silencio. Miró los nombres registrados y no pudo evitar esbozar una sonrisa al notar tres veces el apellido Du Lioncourt, lo cual le causo gusto el saber que aún podía contar con viejas amistades para su situación difícil. Después de una pausa silenciosa al leer los nombres, levanto la mirada a los civiles presentes y se dirigió a ellos con un tono seguro.

Nathaniel: - Primero que nada, a nombre mío y de la tripulación, les agradecemos su  cooperación en esta misión tan importante, debo recordarles que no será sencilla, y que ustedes están tomando un gran riesgo al venir aquí, sin embargo estoy convencido que ustedes tienen en cuenta esto, y por ello, no huirán al escuchar mi advertencia. Mi intención es recibir apoyo de cualquier clase para cumplir está misión, no importa cuales habilidades posean, y no pretendo perder el tiempo analizando todas y cada una de ellas, así que mientras puedan y crean hacerlo, háganlo sin dudarlo. Si alguno de ustedes no sabe quién soy, me presentó, soy el Capitán Nathaniel Flint, jefe de esta misión, y mi compañero presente, es el General Jeremy Evans, nosotros dirigiremos la exploración. –

Ante la presentación de aquel joven que estaba al lado de Nathaniel, este hace un ligero gesto, mostrando su presencia, mientras aún guardaba silencio ante las palabras que dirigía el Capitán a la tripulación. Nathaniel, miró una vez más la hoja de registros que tenía en su poder y continuó con su discurso.

Nathaniel: -  Ahora, les daré una pequeñas instrucciones antes de irnos, a la llegada, les daré otras más. Bien, primero nos separaremos en dos grupos, escuadrón A y B,  el escuadrón A vendrá conmigo a la zona este de la isla, mientras que el escuadrón B, encabezada por el General Evans, irán a la costa Norte, para confirmar el estado del navío y la posibilidad de supervivientes. –

Por unos leves momentos, la mirada de Nathaniel se cruzó con la de Fausto, quien se encontraba al fondo de toda la tripulación, como buscando esconderse.

Nathaniel: -  A continuación nombrare a los reclutas que estarán bajo mi mando, Ryu, Celesta Du Lioncourt, Wodan, Genos y Samael Du Lioncourt, el resto de los reclutas ira con el General Evans, zarparemos de inmediato, es posible que lleguemos en un par de horas, así que tomen un descanso,  preparen su equipaje y nos reuniremos en este mismo lugar 20 minutos antes de la hora señalada para iniciar la operación cuando lleguemos al lugar designado, eso es todo. –

Al terminar de hablar, el Capitán rápidamente se da la media vuelta y se encamina a la cabina para comenzar a zarpar, pero justo en ese momento es detenido por el joven General.

Evans:  - Pero Capitán, son pocos en su escuadrón, es muy peligroso que vayan pocos a explorar en esa isla –

Una sonrisa vacía se dibujo en el rostro de Nathaniel, mientras su mirada se dirigía hacia ningún punto en específico, solo el silencio dejo a la incertidumbre las intenciones del militar, el cual tras un pequeño tiempo, emprendió de nuevo camino hacia la cabina sin decir más.

Mientras tanto, Fausto, sin hacer ningún ruido retrocede para tomar un pasillo alterno que lo condujera a la cabina sin ser visto, donde encuentra a Nathaniel mirando la caja negra que estaba sobre una mesa de madera.

Fausto: - Me parece que, al no ser nombrado, soy parte del escuadrón B –

Comenzó a hablar Fausto, mientras entraba la cabina y entrecerraba la puerta tras de sí, mientras comenzaba a caminar hacia Nathaniel, quien no se tomo la molestia de voltear a verlo, sonriendo ligeramente mientras su atención se concentraba en aquella caja negra.

Nathaniel:  - Supongo que tus hijos no saben que estas aquí –

Fausto: - Hasta el momento, no, pero no me molestaría que lo supieran –

Las palabras de Fausto hicieron que Nathaniel por fin dirigiera por unos leves momentos su mirada hacia él, una mirada entre curiosidad y asombro.

Nathaniel: - Esa no es la chica que yo… -

Fausto: - No… -

Ambos se vieron envueltos en un silencio incomodo.

Nathaniel: - No sabía que tenías tres hijos entonces… supongo que, hemos perdido contacto por mucho tiempo –

Fausto: - Tu venganza te ha llevado a perder tu condición humana… no has sido capaz de recobrarla desde entonces, y quiero que sepas que yo no he venido a formar parte de ella, si no a aportar a la investigación y a apoyarte como amigo tuyo que siempre he sido –

Un brusco golpe a la mesa no se hizo esperar tras las palabras de Fausto, un golpe desatado por el incontenible puño de Nathaniel, quien haciendo uso de toda su paciencia, resguardaba su irá en un desesperado intento por no perder los estribos.

Aquella charla iba por un camino equivocado, o al menos eso presentía Fausto al notar la reacción de Nathaniel, al igual que él, de cierta forma sentía resentimiento por la situación actual, pues ambos perdieron seres amados en el transcurso de esta guerra sin razón, pero no podía darse el lujo de anteponer sus emociones a esto como Nathaniel, ya que las acciones en este momento eran cruciales para el éxito de esta expedición.

Fausto: - ¿Has escuchado lo que hay en la caja negra? –

Nathaniel: - No –

Ambos enfocaron la vista a ese pequeño objeto sobre la mesa, y durante unos segundos de dudas, decidieron analizar el contenido de esta, reproduciéndola en el computador central del barco, en ella contenía solo una pequeña grabación de unos segundos con voces distorsionadas y demasiado ruido, en ese momento se dieron cuenta que esta no podía ser la caja negra que pertenecía al radio del Nautilus, quizás en otro momento esto hubiera enfurecido a Nathaniel, pero la pacifica reacción del Capitán desconcertó a Fausto de sobremanera.

Fausto: - Supongo que, no esperabas algo mejor –

Nathaniel: - Como si pudiera esperar algo mejor… -

En un ademán, casi automático, Nathaniel retiro aquella caja negra del computador central, y la arrojo debajo de la mesa, regresando su mirada un poco vaga hacia Fausto, quien miraba el transcurso de aquel objeto caer y golpearse contra el suelo.

Nathaniel:  -Deberías descansar, el camino será largo y la misión muy dura para ti, vejete –

Ante el comentario de Nathaniel, Fausto no pudo más que sonreír y asentir en silencio, mientras giraba sobre sus talones para dirigirse a la puerta y salir de la cabina, pero en ese momento es detenido nuevamente por Nathaniel.

Nathaniel:  - Espera, antes de que te vayas… quiero entregarte esto –

El Capitán se dirigió a un pequeño archivero de metal donde tenía ciertos registros de viejas expediciones realizadas en ese mismo barco, y de ella saco un folder demasiado rasgado, que apenas y podía cerrarse debido a la enorme cantidad de papeles, de los cuales, se podían notar muchos de ellos amarillentos y desgastados. Nathaniel coloca este folder en la mesa, dejando desconcertado a Fausto, quien miro aquellos papeles como si no tuviera idea de que fueran.

Nathaniel:  - Estos son todos los papeles que hay de Janice, incluido el documento donde aseguran su fallecimiento, contiene algunas fotos de sus expedientes como alumna y otros más que te puedan servir, aunque no sé porque insistes en que está viva, dentro de esas fotos se encuentran imágenes de su deforme cadáver, las pruebas de ADN aseguran que es ella, pero asumiendo que esos papeles nadie los ha solicitado, logré conseguirlos para ti –

Fausto sin dudarlo se acerco de nuevo a la mesa, recogiendo entre sus manos el folder y abriéndolo para ojear rápidamente los papeles amarillentos y certificar que efectivamente, tenía en su poder varios documentos de su antigua compañera de trabajo, de quien estaba seguro que aun vivía.

Fausto: - Es un gran detalle viniendo de ti, mi querido amigo, los analizaré mientras llegamos –

Sin decir más, Fausto sale rápidamente de la cabina del Capitán, sigilosa y rápidamente, mirando a ambos lados esperando que sus hijos no lo fueran a encontrar y le hicieran preguntas, sin embargo, un pequeño pedazo de papel amenazaba con caer el suelo, siendo víctima de un trato rudo como el de Fausto, quien no se dio cuenta que cerca de la puerta este pedazo de papel cayó al suelo, una simple fotografía, vieja, quizás sin ninguna importancia para los demás, pero para quien la encuentre y la valores, dirá mucho más de su propio destino.



Las velas comenzaron a abrirse, el barco comenzaba a moverse, y solo aquellos que alcanzaron a subirse, estaban emprendiendo apenas, un viaje que les cambiara para siempre sus vidas.

ISLA MUERTE, ORILLA SUR DE LA ISLA – 21 DE SEPTIEMBRE – 20:12 HORAS – COMPLETAMENTE OSCURO.

Exactamente habían pasado dos horas desde que el barco zarpó, y la tripulación conformada por Nathaniel llegó,  el descenso fue difícil debido a las rocas que sobresalieran de la orilla y no permitían el acceso del barco. La tormenta que se desató en la isla, también fue obstáculo para el descenso del barco, aunque está rápidamente se fue calmando conforme pasaban los minutos. No les quedó de otra más que mandar a un soldado de la milicia a explorar cerca de los alrededores para encontrar un refugio cerca. La oscuridad era inminente en toda la isla, y Nathaniel no le quedo de otra más dirigirse de nuevo a su tripulación, una vez que este soldado regresara a los pocos minutos, un poco agitado.

Soldado: - Encontré una cueva donde pueden refugiarse mientras la tormenta desaparece, está a unos 10 minutos si caminamos hacia el norte –

Evans: - Si permanecemos juntos, tardaremos más, Capitán, propongo que… -

Nathaniel: - Alto Jeremy, no te he dado permiso que de propongas algo… -

Soldado: - Mi Capitán, posiblemente sea el menos indicado para ello, pero es mi deber advertirle que el camino hacia la cueva es muy peligroso –

Evans: - Estamos arriesgando innecesariamente a toda la tripulación, es mejor separarnos ya –
Nathaniel quedó en silencio por unos minutos, mientras escuchaba atentamente al soldado y al general, unos cuantos minutos en silencio antes de dirigirse por completo a su tripulación.

Nathaniel: - Escuadro A y B, ya saben lo que tienen que hacer, aquellos que vienen conmigo deben seguirme. Una última instrucción, si se separan del grupo, recuerden caminar hacia la orilla de la isla, mañana a las 16:00 horas nos veremos de nuevo en este mismo punto para partir, si no están con el grupo, recuerden permanecer en la orilla para detectarlos, el punto de todo esto es no arriesgar innecesariamente la vida de los demás, tengan eso en cuenta y por favor, no cometan la tontería de querer actuar por su propia cuenta… Siendo así las cosas, comencemos –

Fausto, quien todo este tiempo había permanecido atrás y en silencio de toda la tripulación, comenzó a caminar justamente detrás del escuadrón conducido por Nathaniel, mientras los destinos de cada uno de los civiles que decidieron tomar el riesgo de esta nueva aventura, se separaban lentamente, cada uno siguiendo a su guía, sin imaginarse que entre la oscuridad, el escuadrón de Nathaniel era vigilado por un par de ojos muy abiertos y muy atentos.

???: - Así que… este es tu escuadrón Nathaniel…. Jejejeje se llevaran una gran sorpresa…. Jejejeje…

ZONA NORTE DE LA ISLA MUERTE, CERCA DEL NAUTILUS – 21 DE SEPTIEMBRE – 20:13 HORAS – COMPLETAMENTE OSCURO. [Desconocido]

Aquel joven con actitud extravagante y un tanto psicópata, había logrado provocar temor de un inocente anciano, quien ahora se veía conduciendo su bote hacia las orillas de la temida Isla Muerte. Aquel viaje sin dudas, era por demás tenso, silencioso y extraño, sobre todo que fue una tortura para aquel impaciente anciano que deseaba con todas sus fuerzas salir corriendo y salvar su vida, pero hacerlo a estas alturas del viaje era simplemente absurdo, en primera, porque estaba a mitad de mar abierto, y en segunda, posiblemente esta persona podría ser capaz de exterminarlo antes si quiera que el lograra saltar del bote, y así pasaron dos interminables horas de angustia para aquel pobre anciano, hasta que a los lejos se podía divisar el barco de Nautilus, completamente pecio sobre rocas que tenían los cadáveres de los náufragos que lo abordaban.

La vista de aquel cementerio marítimo, horrorizo al pobre anciano que no pudo más que detener el bote estando cerca del Nautilus. Aquel tétrico panorama, intensifico el horror por la oscuridad que embargaba los alrededores de esa temible isla muerte.

Una vez que él extravagante joven descendió del bote, un golpeteo dentro del Nautilus llama la atención de ambos, tanto del joven como el del anciano, parecía que había un sobreviviente dentro del barco y trataba de salir, o quizás, aquello que causara tal barbarie, seguía dentro del barco, sea cual sea la respuesta, aquel anciano no estaba dispuesto a averiguarlo, y rápidamente encendió el bote, dispuesto a escapar, pero justo antes de que pudiera hacerlo, la cabeza de aquel anciano de improvisto revienta, como un globo, esparciendo sangre y sesos por todo alrededor, llegando incluso a manchar las ropas de aquel joven, tal acto, fue causado por una singular figura espectral, que se encontraba justo detrás del joven extravagante, a unos cuantos metros, una figura que por demás era mórbida y grotesca por sus articulaciones metálicas y alargadas, dando una forma casi esquelética sus cuatro miembros, y lo que fuera por boca, eran alargada cuchillas en forma de tentáculos.

Aquel extraño ser fue la causante de reventar el cráneo de aquel anciano con un solo misil apenas perceptible para aquel joven. El ser después de haber matado aquel anciano, se quedó quieta, a la distancia, mirando fijamente al joven, como acechándole, esperando el momento para atacarle.



______________________________________________

MASTER: Los que aún no han ingresado al Rol oficial, todavía tienen chance de hacerlo, recuerden que hasta el tercer turno del Master, ustedes pueden ingresar a la historia, después del tercer turno, ya no admito a más personajes en la historia.

REGLAS DEL ROL OFICIAL


1.-  ESTO ES OPCIONAL. TODOS LOS ROLES QUE LLEVEN HASTA AHORA, TANTO QUEST COMO BATALLAS Y SOCIALES, DEJENLOS, YA QUE AL SER HISTORIAS FUERA DE TIEMPO, NO PERJUDICARÁ EL HECHO DE QUE LAS RETOMEN DESPUÉS DE ESTE ROL, AQUÍ SE REQUIERE DE MUCHO ENFOQUE. SE PIDE ESTO CON EL AFAN DE QUE ESOS ROLES NO OBSTRUYAN LA RAPIDEZ PARA CONTESTAR ESTE, SI TIENEN OTROS PENDIENTES Y DEBEN CONTESTAR, DENLE PRIORIDAD A ESTE, NO RETRASEN LA RESPUESTA POR QUE RETRASAN NO SOLO A USTEDES, SI NO A LOS DEMÁS Y A LA EVOLUCIÓN DEL FORO.

2.- CONFORME VAYAN POSTEANDO, TOMARÁN SUS LUGARES DENTRO DEL ROL, ES DECIR, SUS TURNOS, POR FAVOR, RESPETEN SUS TURNOS.

3.- PROCUREN COMPRAR SUS ITEMS Y PODERES ANTES DE ENTRAR AL ROL, PUES UNA VEZ DENTRO, YA NO PODRÁN REALIZAR NINGÚN CAMBIO EN SU INVENTARIO NI EN SUS HABILIDADES.

4.- SI SU BARRA DE VIDA LLEGA A CERO, RECUERDEN QUE EL PERSONAJE NO MUERE, SOLO SE DEBILITA, POR LO TANTO, NO PODRÁ CONTINUAR PELEANDO Y POR ENDE, NO PODRÁ CONTINUAR CON EL ROL.

5.- LA NARRATIVA QUE DEBEN TOMAR EN CUENTA, ES LA DEL MASTER, EL DE LOS CANNONES SON IMPORTANTES, PERO EL QUE MARCA EL PASO DE LA HISTORIA ES LA DEL MASTER.

6.- RECUERDEN QUE TODO LO QUE SE HACE AQUÍ ES IRREVERSIBLE, POR LO TANTO, SU HISTORIA DESARROLLADA AQUÍ FORMARÁ PARTE DE LA HISTORIA DEL FORO, ASÍ QUE CUIDEN SUS ACCIONES.

OBJETIVOS:

- Redactar el proceso del viaje hasta la llegada de la Isla.

REQUERIMIENTOS:

- Post de más 15 lineas (media hoja de word).
- Respuesta que no tarden más de 2 días, en caso de presentar un retraso, avisar a la administración.
- Las acciones pueden ser libres a final de cuentas, recuerden que lo unico que no pueden modificar es la narrativa del Master, lo demás, pueden actuar libremente.

Template por Oyuki ♣ 2012

Administrador
Administrador
Administrador

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 24/04/2013

Ver perfil de usuario http://neo-worldrpg.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Ryu el Mar Ago 20, 2013 11:24 pm

-No paso mucho para ver algo de gente subir al barco, desde personas comunes hasta algunas personas interesantes hasta cierto punto, después de todo la información era cierta, tras esperar un poco mas el capitán se dirigió hacia nosotros, parecía que tomaría a algunas de las personas  e incluso dio los nombres...eran muy pocos para un grupo con tanta gente en el barco, incluyéndome miraba reojo el lugar, el capitán sabia algo... o quizás no quería decirnos todo...ya no importaba , ya estaba abordo y por ahora seria mejor seguir las ordenes , tras terminar de hablar el capitán se dirigió a su cabina , sigilosamente me escabullía entre las personas para llegar ala cabina desde un lugar cubierto me escondía, mirando como Fausto entraba...sigilosamente me  recostaba ala derecha de la puerta entrecerrando los mientras oia parte de la conversación a pesar de no comprender muy bien la conversación , parecía que solo era una charla de viejos colegas mencionaban personas que no tenían relevancia para lo que buscaba...pero parecía ser que para fausto era distinto-

Janice...

-Murmuraba ligeramente con voz simple...el nombre de una persona que tenia algun tipo de valor...pero no para esta mision...al menos no ahora...dejaba de recostarme y me inclinaba ligeramente tomando impulso para saltar con fuerza y saltar ala pared cercana e impulsandome de nuevo para quedar en la parte alta de la cabina...escuchaba como la puerta se abría y luego se cerraba , esperaba unos segundos y me dejaba caer...miraba el suelo donde se podía ver lo que parecía una foto vieja...miraba la imagen de la joven...pero no le tomaba mucha importancia, era algo que simplemente   no era importante, caminaba sigilosamente hasta salir de ahí y esperar a llegar ala isla-


-Habían pasado unas horas antes de nuestra llegada ala isla pero una gran tormenta se había desatado , antes de descender el capitán había enviado a alguien explorar y encontrar un refugio no tardo mucho a su regreso, miraba de reojo la isla el panorama no era nada bueno...se notaba lo peligroso que era con tan solo verla...no seria fácil, con poca atención oía las instrucciones del capitán con ordenes de seguirlo , podía ver bien al grupo...un grupo después de todo diferente en algún sentido...con paso lento avanzaba cuidando retaguardia completamente atento al lugar a pesar de que ya era difícil con el, con mi mano izquierda  rozaba uno de los kunais en mi pierna , aun asi caminaba esperando algo-
avatar
Ryu
Humano
Humano

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 03/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Desconocido el Miér Ago 21, 2013 12:25 am

-Tras haber terminado mi canción como dios manda y diez minutos de haber jodido al anciano con sandeces al azar, termine totalmente en silencio, un enorme silencio, jamás pensé que duraría tanto, fueron horas, días, semanas! años!... bueno, solo un par de horas realmente, apenas y reaccione cuando arribamos, el anciano, a mi parecer, estaba cagado del miedo y bueno, realmente, lo había analizado con la mente, ya había entendido gran parte de su vida en esas horas de silencio-

-Primero mire aquellos cadaveres que flotaban, ningún morbo especial salia de mi mente, pero mi sonrisa demostraba lo contrario, sobre todo cuando mis ojos se posaron sobre aquel anciano- Has visto las pelis de terror? esas donde, el malo asesina a la gente? Tu sabes, los quema vivo, los ahoga...los hace parte de un panorama y triste... Si...las has visto, lo se -aquella sonrisa era tan inquietante, demasiado amplia para ser una sonrisa normal, mi mano se dirigio hasta la mejilla del anciano- Pero bueno, esto no es una peli no JAJAJAJAJA anda anciano, largate -me baje del bote sin más y mire a toda dirección hasta que de repente oi claramente un estallido, para cuando volteaba tan solo vi los sesos exparciendose por todas partes del anciano, inclusive mi mejilla llego a quedar manchada de él y con un par de sesos escurriendose hacia abajo- Orale, eso fue inesperado, pensé que no estabamos en una pelicula de terror, pero quien lo diría, SI ESTAMOS! Hey chica, por cierto, ese era mi ultimo anciano y lo has matado, te das cuenta de lo que has hecho? -pese a que estaba a la distancia aun estaba dentro de mi rango de asesinato, aunque aun no la mataría, expandí un onda de calor esperando la cubriera por completo mientras seguia hablando con una cara aun sonriente, como si esto fuera algo realmente relajado- Deberás ver la forma de pagármelo, conoces algo de la isla? serás mi guía turística? Bueno, como sea, soy el héroe de la peli, me deberá ir bien así que da igual que decidas, pero si decides antes mejor par el protagonista, así que rápido rápido rápido! me ayudaras o que? -ya para este momento quería indagar en la mente de la chica, quizá tuviera aun algo que podría analizar, algo que fuera pensamientos dentro de ella y averiguar cosas sobre tu vida actual o pasada-
avatar
Desconocido
Virus
Virus

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 16/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Wodan el Jue Ago 22, 2013 10:43 pm

-Parecía que el barco estaba a punto de salir, un gran número de personas se había reunido, pero aun a si para un gran barco no era mucho realmente , estas personas estaban motivadas para esta dichosa misión , sinceramente no comprendía a los humanos…tan simples y curiosos, eso era algo que los podía hacer vulnerables  aunque no era el mejor ejemplo para pensar estas cosas , solo quería ofenderlos de alguna manera  para poder reducir algo del estrés que tenía en ese momento…pero mis pensamiento fueron interrumpidos por la voz del capitán hablando sobre la misión, miraba de reojo desde mi posición escuchando las palabras del capitán y su orden de estar en un grupo junto con otras personas de los cuales algunos nombres me sonaban familiares , suspiraba lentamente-

Tanta mala suerte…

-Dejaba de prestarle mi atención al capitán  y seguía observando la nada con una mirada vacía, no tenía intenciones de involucrarme más de la cuenta en esto, solo quería terminar con este pequeño favor impuesto por “ella”  y no quería que fuera más de eso, solo quería llegara a esa isla para poder descargar el enojo que me azotaba en ese momento –

-Tras 2 horas de espera llegamos a la isla, donde una fuerte tormenta se había desatado la fuerte lluvia me golpeaba mientras esperaba las ordenes a seguir, no me sentía a gusto siguiendo órdenes, pero tendría que aguantar por ahora ya que no conocía nada del lugar y sería peligroso adentrarse solo…incluso yo sabía que tan peligroso era hacer eso en este momento,  la tormenta solo nos mostraba  la realidad que se avecinaba caminaba un poco tratando de ver más de lo que mis ojos me permitían –


Algo paso…

-Murmuraba mientras miraba la isla , era un sentimiento de preocupación y alerta…pero no lo sabría hasta entrar a ella…tras la llegada del explorador se decidió caminar por grupos , caminaba al frente cerca del capitán , si atacaban quizás fuera un ataque contra el ya que era la persona que se consideraría importante aquí o al menos eso pensaba  los demás se veían mas preparados en algún modo…pero no debía bajar la guardia en el camino aunque parecía que se podría poner desde el inicio muy interesante, levantaba mi mano derecha a la altura de mi pecho y comenzaba a agitarla levemente mientras caminaba , esto ya había comenzado  y desde luego esperaba  esta prueba con ansias ,  con mirada seria caminaba esperando algún movimiento desconocido-
avatar
Wodan
Neovitta
Neovitta

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 05/06/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Celesta Du Lioncourt el Jue Nov 21, 2013 12:44 pm

*No tardaron el llevarme con las demás personas que habían acudido al llamado, entre ellos divisé unos rostros conocidos, en especial el del joven de la otra vez en las que pretendía dañar a aquella joven humana, aunque bien sabia que no era de todo cierto, realmente sabia quien era el y esa joven, pero tal y como aquella persona que nombro padre en alguna parte en mi interior, me mantenía en silencio y en las sombras, mi propósito era sencillo… cuidarlos.

 

Al hacernos pasar al barco, juntados todos los interesados, nos hablarían. El Capitan Nathaniel estaba frente a nosotros, en silencio hasta que uno de sus subordinados se acerco el, ese sujeto lucia extraño para mi, me daba la impresión que fingía ciertos rasgos en sus emociones, aunque no tenia la completa certeza, no dejaba que eso se interpusiera en mis primordiales obligaciones, mas sin embargo lo mantendría vigilado.

 

Al darnos los informes relacionados con el inicio de la misión me hizo dirigir una mirada al chico que ya conocía muy bien, Samael Du Lioncourt, estábamos juntos en el equipo, junto a otros dos conocidos, el Ciborg Rubio que parecía también ser defensor de aquella humana y el otro rubio con el que me había topado antes, siendo que tuviéramos una platica muy amena, casi como si fuera un igual, entre ellos vi a mi mentor… mi padre Fausto. Estaba como escondido y mientras el capitán hablaba entendí que a su tiempo nos veríamos cara a cara.

 

Con el proceso concluido hasta el momento, nos dispersamos en lo que el barco se disponía ah emprender el recorrido hacia nuestro destino final. Completamente seria, tal y como es mi carácter, parecía distante hacia el horizonte, mirando fijamente a lo que había mas haya de lo que a simple vista normal se podía contemplar. Siendo que con mi atuendo de siempre lograba pasar por lo menos algo mas normal.

Mi vestido flameaba al compas de la brisa marina, siendo este un completo escenario de muerte y horror, todo a lo largo del viaje había huellas del trágico final de los tripulantes de la embarcación que buscábamos, no era algo agradable de ver para una joven como yo… pero mi humanidad había cambiando, pero algo en mi interior quería sentirse liberado, mas sin embargo estaba atado… atado por una promesa.

 

Pasada las 2 horas, una tormenta nos daba la bienvenida junto a la más oscura noche que en estos tiempos tan sobrepoblados es difícil de ver ahora. Siendo que me conformaba por el hecho de que tenia mis prioridades cerca, lo demás no representaban un obstáculo para mi. Al recibir la orden del capitán de seguirle, los del escuadrón “A” comenzaron a seguirle y por lo tanto también lo hice, situándome al lado del Joven Samael, quien sin verlo siquiera lo mantenía vigilado, algo que el podría darse cuanta e incluso podría incomodarle mi presencia debido a mi frialdad, era algo que luchaba por corregir, pero su proceso era muy largo y tumultos, quizás no muy apegado a la sensibilidad humana tradicional…



         - Mi verdadero yo… donde estarás?



Era un pensamiento que se perdía rápidamente en mis procesos que luchaban por redescubrirme a mi misma*.

Rol Mode Off:


Hey… o.o contestaron antes que yo… no se vale XD ni me avisaron



“Soy Un Espíritu no lo Puedo Negar, Por Siempre Viviré Es Mi Realidad. Si Pudiera Cambiar, Nacer Una Vez Mas, Seria Humana y Contigo Estar.”
avatar
Celesta Du Lioncourt
Cyborg
Cyborg

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 27/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primera temporada: La guerra apenas comienza.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.